14 de junio de 2007

Castillos en el aire


Ansiedad efímera, no es más que un alarde de bipolaridad. Sentirse abrumado con la idea de imaginar, de soñar; hablar siempre de lo mismo y esperar que suene innovador. Son tantas las margaritas dehojadas que no recuerdo porqué lloraba aquella noche. Y no sabes en qué momento llegó, no consigues encontrar la razón por la que miras titubeando cada día antes de acostarte el buzón, espectante por encontrar una carta suya. Intentas salir de esa rutina en la que has caido, buscas el modo de no perder el tiempo con tus absurdas reflexiones, preguntándote porqué no leíste el libro que te regaló, porqué no te aburre escuchar siempre la misma canción.

Siendo todo tan borroso aún me atrevo a sonreír cuando me preguntan por mi nuevo corte de pelo. Idiota. Idiota por creer que todavía conservo esa pizca de singularidad de la que antes me abastecía, gracias a la que dejaba poco al juicio de los demás cuando pasaba por su lado.

Inculto, afable, malcriado, iluso, derrochador, insensato, cínico, bufón...
(Soñador)

2 comentarios:

Puto amo al age dijo...

Sabes que soñaréeee

Anónimo dijo...

señor breve, una pregunta k kisiera k usted me contestara aki mismo: como es posible la sintesis de una vida, un sentimiento, una ilusion, un sueño o tal vez una meta sin la cual no poder vivir en un espacio tan corto??
su brevedad asusta, bueno no , mas bien me fascina.
ya sabe, por favor sea breve